top of page
  • INFO ABASTO

4 tendencias de RRHH y tecnología que marcarán a  las empresas en 2024

En un año nuevo con grandes retos y transformaciones, innovaciones

como la Inteligencia Artificial revolucionarán la gestión de talento en el

mundo empresarial, mejorando la eficiencia y el compromiso.

 Fortalecer la cultura organizacional se volverá esencial para impulsar

la cohesión y la conexión emocional del talento humano, superando

desafíos como la alta rotación y el trabajo híbrido.


Si de algo podemos estar seguros en el mundo empresarial es que con cada

innovación tecnológica aplicada al talento humano podemos estar un paso

adelante. Y es que tras un año de grandes transformaciones para

organizaciones y colaboradores, el 2024 se presenta como un nuevo

escenario donde algunas tendencias se establecerán con mayor fuerza.




“Si bien las previsiones del Banco Mundial revelan crecimientos positivos

para la región, éstos aún no serán superiores a los niveles pre pandemia,

aunado a desafíos concretos para las compañías de todos tamaños y

sectores, como el ajuste de presupuestos, la creación de empleos, las

mejoras salariales y la búsqueda de talento especializado. Sin duda, en este

escenario retador, la adopción estratégica de innovaciones tecnológicas

jugará un rol crítico, al permitir a las organizaciones navegar al futuro con

mayor fortaleza”, explica Haydeé Jaime, Especialista en Comunicaciones de

Marketing de Pandapé.


Con esto en mente, la experta de la solución tecnológica líder en atracción y

gestión de talento, comparte 4 de las principales predicciones en tecnología y

RRHH que toda empresa debe tomar en cuenta, analizar e implementar para

lograr el éxito en un escenario desafiante como el que se avecina:

 

1. ¿Qué sigue después del año de la IA generativa?


El 2023 fue el año de la IA. En el mundo del talento humano, se posicionó

como una herramienta fundamental para recolectar datos, automatizar su

análisis y ofrecer resultados en menor tiempo para tomar decisiones más

estratégicas. Así, vimos cómo la IA ayudó a los profesionales de RRHH a

reducir tareas repetitivas y poco estratégicas para centrarse en cuestiones

decisivas; por ejemplo, fue muy utilizada para optimizar la redacción de

vacantes para captar a los candidatos.


Ahora, el próximo año veremos un mayor compromiso con respecto a la IA,

pues a pesar de que el 68% de los ejecutivos está de acuerdo con sus

beneficios, sólo el 22% de los líderes de RRHH se muestra altamente

comprometido, de acuerdo con datos de Gartner. Estos se darán cuenta

cómo la implementación de estas soluciones no sólo mejorarán

el match entre candidato y ofertas, sino que mejorarán la gestión

del engagement y el compromiso de los colaboradores.


En adición, gracias a su avance, los equipos de RRHH seguirán encontrando

postulaciones “perfectas”, por lo que deberán desarrollar nuevas estrategias

para identificar a quienes realmente lo son. Al mismo tiempo, la IA seguirá

evolucionando, permeando aún más tareas como la elaboración de

encuestas de clima, onboarding, control de horarios, vacaciones, evaluación

del desempeño y más allá, en una era definida por esta innovación.

 

2. Cultura organizacional, la conexión necesaria


Ante desafíos como escasez de talento, alta rotación y modelos de trabajo

híbridos y flexibles que pueden aumentar la desconexión, en 2024 fortalecer

la cultura organizacional se volverá mucho más esencial. Las organizaciones

deben ver en la cultura un activo clave para cohesionar y, muy importante,

para generar proximidad y conexión emocional de su talento humano, en un

contexto en el que 24% de los colaboradores no se siente comprometido con

su empresa, y 42% no sabe o no cree que los valores de la organización

estén alineados a los suyos, como revelan datos de PageGroup.


Hoy entendemos a la cultura organizacional como un conjunto de normas y

valores que rigen el comportamiento, pero también debemos tomar en cuenta

las percepciones, actitudes, hábitos, creencias, tradiciones y formas de

interactuar. Tomando en cuenta esta acepción, es importante alinear y

conectar a los equipos con esta concepción de la cultura, basando esta

tendencia en dos aspectos relevantes como lo son la alineación y la

conectividad.


Aquí será necesario implementar soluciones para medir el clima laboral, base

sobre la cual se pueden implementar acciones. Entre las principales se

encuentra el fijar objetivos comunes y reconocer el trabajo bien hecho entre

los equipos.

 

3. Generación Z y el cambio generacional


La llegada de la Generación Z transforma las dinámicas laborales. Por ello,

en 2024 las organizaciones deben adaptarse para integrar y fidelizar a esta

generación. Y es que los llamados zoomers exigen esquemas de trabajo

remotos e híbridos, al tiempo que son mucho más cercanos a las

plataformas, redes sociales y la digitalización en su vida cotidiana en general.

Ahora, esta fuerza emergente laboral presenta una dualidad evidente en

términos de competencia y colaboración.


La Gen Z busca desafíos que fomenten la competitividad individual, pero también valoran la capacidad de trabajar en equipo. Ante esto, las estrategias de atracción y gestión deben

ofrecer proyectos que satisfagan ambas necesidades: el estímulo de la

competencia personal y la creación de ambientes propicios para la

colaboración.


Con las herramientas tecnológicas será posible armonizar este cambio

generacional con grandes beneficios. Aquí, algunas de las consideraciones

clave son mejorar la propuesta de valor de las compañías, garantizar

entornos remotos o híbridos tecnológicos y otorgar mayor flexibilidad,

cuidando el equilibrio entre vida personal y laboral. Finalmente, para esta

tendencia será crucial desarrollar planes de carrera mucho más claros para

estos colaboradores.

 

4. Criterios ambientales y su impacto organizacional


Los criterios y acciones ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) se

volverán cruciales en la toma de decisiones empresariales a nivel global.

Ante ello, las empresas mexicanas reconocerán en 2024 la importancia de

integrar más prácticas ecoamigables para atraer y retener a un talento que se

muestra muy consciente sobre estos factores, en un momento crítico donde

la acción ya no es una elección, sino una obligación de todos en todas

partes.


Por ello, la consideración de los ESG se convierte en un diferenciador. Ahora

es necesario que los profesionales de RRHH impulsen cambios con estos

enfoques, encaminados a construir una cultura empresarial sostenible. Una

que además funge como un imán positivo para atraer los mejores talentos,

sobre todo de la Gen Z, la cual también muestra una preocupación latente

por estos temas.


Para comenzar, es recomendable establecer el propósito social de la

empresa y determinar cómo alcanzarlo, aunado a la creación de un código de

conducta alineado. En adición, es necesario identificar áreas de enfoque

donde se pueden mejorar prácticas para la sostenibilidad, mediante una

revisión de procesos y prácticas (uso de recursos materiales, energéticos,

uso de reutilizables). Finalmente, un aporte desde la tecnología es impulsar

las soluciones digitales para automatizar más procesos; por ejemplo, en las

evaluaciones, nómina, etc.



En conclusión, estas tendencias reflejan la evolución continua en la

intersección de RRHH y tecnología empresarial, donde es clave la adaptación

y enfoque estratégico para mantenerse competitivo y atraer el mejor talento

en 2024. El área de RRHH se transforma con tareas que exigen la

incorporación de soluciones atractivas e innovadoras para adaptarse al

futuro, cambiarlo a favor de la organización, pero con beneficios sustanciales

para todos.


*Para conocer más contenidos sobre tendencias, transformaciones y todo lo relacionado a la

gestión y atracción de talento, visita el siguiente enlace al Blog de Pandapé.

23 visualizaciones0 comentarios
bottom of page