top of page
  • Andrea Velasco

Aportaciones a la seguridad alimentaria y cuidado del medio ambiente, motivo de orgullo

para la mujer rural: Corteva Agriscience


En el marco del Día Internacional de la Mujer Rural, la empresa agrícola da a conocer su sondeo en México y Colombia para conocer de viva voz la situación de este sector.

Las mujeres en entornos rurales aún enfrentan retos importantes en lo referente a la propiedad, la remuneración, la capacidad decisoria o el acceso a educación, recursos y mercados.


Un estudio realizado en México y Colombia por Corteva Agriscience revela que el 76 por

ciento de las mujeres en el sector agropecuario considera que las nuevas generaciones

tienen amplias oportunidades de ser líderes en el negocio, además de que el 90 por

ciento siente orgullo por su labor y aportaciones a la seguridad alimentaria, el desarrollo

comunitario y el cuidado del medio ambiente, entre otros temas.

 

En el marco del Día Internacional de la Mujer Rural, este sondeo fue realizado para

conocer de viva voz las percepciones sobre el papel de las mujeres en el campo,

reconocer áreas de oportunidad específicas para la región y generar conocimiento para

impulsarlas hacia su máximo potencial.

 


“Para Corteva este ejercicio es relevante porque el sector agropecuario es la cuna de la

seguridad alimentaria en el mundo. Consideramos que la transición hacia un modelo

sostenible va de la mano con el respeto a la diversidad y la implementación de la inclusión

y equidad en todos los niveles de la cadena agroalimentaria. Además, damos continuidad

a los esfuerzos iniciados en 2018 en el sentido de conocer el rol de la mujer en el campo

de viva voz, para ir más allá de las cifras o porcentajes y escuchar historias, inquietudes y

opiniones que nos guíen a emprender acciones de mejora en los aspectos económico,

educativo y social”, señala Alejandra Gaucín, Líder de Comunicaciones de la Región

MesoAndina de Corteva Agriscience.

 

El Día Internacional de la Mujer Rural es una iniciativa de la Organización de las Naciones

Unidas para visibilizar los retos y demandas de este sector en el mundo y apreciar su

labor en el suministro de alimentos y servicios en zonas poco desarrolladas; además de

abrir el acceso a las mismas oportunidades de educación y desarrollo que los hombres.

 

Este año, el organismo pone el foco en la temática Las mujeres rurales se enfrentan al

incremento del coste de la vida y señala que, de equilibrar el acceso de mujeres y

hombres a los recursos, la producción agrícola en países en desarrollo aumentaría entre

2.5 y 4 por ciento, además de que el número de personas desnutridas en el mundo

disminuiría entre un 12 y un 17 por ciento.

 

Siguiendo estas líneas de análisis, uno de los hallazgos más destacados de Corteva es la

satisfacción que las mujeres sienten por su trabajo en el sector agropecuario, derivado de

aspectos como:

 

 Producción agrícola y seguridad alimentaria: el 39 por ciento considera que su

trabajo contribuye significativamente a la alimentación de sus comunidades y del


mundo en general. Son conscientes de que su labor es esencial para proporcionar

alimentos a muchas personas y mantener la seguridad alimentaria.

 Desarrollo comunitario: el 27 por ciento se precia del conocimiento adquirido en el

campo, lo que les permite ser agentes de cambio en sus comunidades. Además

de que, gracias a su experiencia en el uso de tecnologías agrícolas, pueden

ofrecer soluciones y mejorar la vida de quienes las rodean.

 Cuidado del medio ambiente: un 18 por ciento menciona que su orgullo se

relaciona con el cuidado del suelo y la contribución a la sustentabilidad ambiental.

Destacan que su labor contribuye al crecimiento de un importante sector de la

economía, además de preservar el medio ambiente.

 Tradición familiar: el 15 por ciento de las encuestadas destacó el orgullo que

siente por continuar la tradición familiar de trabajar en el campo. Esto incluye

actividades transmitidas de generación en generación.

“Si bien algunas respuestas de las mujeres hacen énfasis en las profundas

desigualdades, para Corteva resulta estimulante que la mayoría de ellas opine que las

nuevas generaciones tienen amplias oportunidades para liderar y construir un sector

más equitativo e inclusivo. Esto demuestra confianza en lo avanzado y claridad de que el

camino hacia la equidad en el sector se construirá en los cimientos del apoyo mutuo, la

educación, el trabajo y el orgullo de ser mujeres que trabajan por el agro”, añade

Alejandra Gaucín.

 

Por: Andrea Velasco

24 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page