top of page
  • Yusely Valenzuela Gutiérrez

EL SECTOR RURAL NO DEBE SER OLVIDADO ENGUERRERO TRAS LA DEVASTACIÓN PROVOCADAPOR EL HURACÁN OTIS:

La Unión Mexicana de Fabricantes y Formuladores de Agroquímicos (UMFFAAC)

a través de su presidente Luis Eduardo González Cepeda, expresó su solidaridad

con todas las personas afectadas por el devastador paso del huracán Otis en el

estado de Guerrero “es esencial el compromiso y responsabilidad de los tres

niveles de gobierno para enfrentar los impactos de este desastre. Una vez

superada la emergencia, el sector rural no debe ser olvidado porque representa un

motor importante en la economía de la entidad”.


González Cepeda resaltó que el daño a los principales cultivos impactará la

economía local en los meses venideros porque varios de los productores

perdieron sus cosechas, dijo que no sólo el puerto de Acapulco se vio afectado,

también municipios como Técpan de Galeana, Atoyac de Álvarez y Coyuca de

Benítez, entre otros.  


Recordó que el maíz grano es el principal cultivo en la entidad con un millón 460

mil 629 toneladas; le siguen el mango con 404 mil 561 toneladas; pastos (alimento

para el ganado) tres millones 138 mil 641 toneladas; copra, con 191 mil 840

toneladas,  y el melón con 98 mil 156 toneladas.


Lo más preocupante, agregó, es que “va a sufrir mucho la población porque en la

entidad se tienen bajos rendimientos de maíz, alrededor de 3 toneladas por

hectárea y ahora viene un huracán que termina con el ciclo agrícola que estaba en

su parte final y lo poco que habían alcanzado a producir por la sequía, hoy se lo

llevó el viento o las escorrentías, las inundaciones y demás”.



Por ello, dijo González Cepeda la situación de Guerrero va ser muy complicada en

esa materia y va a tener que recibir ayuda de otros estados que producen maíz,

ahorita toda la atención se la está llevando la parte turística y no hemos visto más

que el Acapulco Diamante y la costera, pero nadie ha tocado el tema del sector

rural que es uno de los motores económicos de la entidad.


González Cepeda, mencionó que “la agricultura no se recupera en un mes o dos

meses, se recupera hasta el siguiente ciclo, pero los mangos tardan cinco años;

los limoneros también tardan cinco años, todo lo que son frutales y las palmas de

coco que se fueron no se repondrán para el siguiente año”.


Explicó que la población de Guerrero es de tres millones 679 mil 821 personas, de

las cuales el 60 por ciento habita en las ciudades y 40 en zonas rurales, asimismo

el 28 por ciento de las personas ocupadas trabajan en el sector primario de la

entidad.


Por último, dijo que el impacto de Otis en la economía del estado o de la región es

impresionante en todos los sectores, pero en el pueblo, en el campo, en los

cultivos y ganadería no existen apoyos como los que se están dando para

reactivar el turismo.

80 visualizaciones0 comentarios
bottom of page