top of page
  • Esther Schiffman Selechnik

Las peras como aliadas en la prevención de diverticulitis y otros problemas intestinales

La diverticulosis es una enfermedad que se ha incrementado mucho en los últimos años 1 y, aunque no se sabe exactamente su causa directa, es un desorden muy complejo que ocurre en el colon (intestino grueso), caracterizada por una disfunción neuromuscular acompañada por adelgazamiento de la mucosa que protege al intestino e inflamación 2 3 .


Esta enfermedad, cada vez más común, puede ser asintomática o manifestarse con episodios de malestar estomacal, hipersensibilidad abdominal, elevaciones en sangre de la Proteína C Reactiva, episodios de diarrea y/o colitis. La obesidad, el tabaquismo, el sedentarismo, las dietas altas en carnes rojas y azúcares, así como las dietas bajas en fibra se han asociado a un incremento en el riesgo de padecer diverticulosis, por lo que tener un estilo de vida saludable y una dieta rica en fibra pueden ayudar a prevenirla 4 5 .


Por ello, frutas ricas en antioxidantes potentes, vitamina C y fibra, como las peras, pueden ser esas aliadas en personas que quieran disminuir el riesgo de padecerla y/o de padecer sus complicaciones 6 7 8 .


Menciono específicamente a las peras porque son una fruta con gran cantidad de estudios científicos que demuestran sus beneficios, y uno de los que más me apasiona por ser tan nuevo, es su efecto prebiótico y positivo en la microbiota. Además, hay diversos beneficios que se le conocen desde épocas muy antiguas. Lo anterior se debe a que las peras son

ricas en:


Las peras como aliadas en la prevención de diverticulitis y otros problemas intestinales
Peras como aliadas

Fibra y sorbitol, que le confieren dicha acción prebiótica (de alimento a las bacterias del colon) que nutre a la microbiota y que mejora la función inmunológica del sistema gastrointestinal. Me apasiona el tema de la microbiota ya que del equilibrio de este conjunto de bacterias que conviven con nosotros todo el tiempo, depende mucho nuestra salud y está comprobado que el consumo diario de 25 a 35 gramos de fibra, la mantiene saludable.


Una pera mediana nos brinda 6g de fibra soluble e insoluble, la pareja perfecta para incrementar el número de las bacterias benéficas y disminuir las patógenas, por lo que su consumo frecuente indudablemente nos apoya a disminuir el riesgo de diverticulosis y otras patologías digestivas.


Ácido clorogénico, un compuesto fenólico capaz de disminuir la inflamación en el colon.

Por si fuera poco, este tipo de sustancias también ha demostrado beneficios al equilibrio del

microbiota 9.


Vitaminas y minerales diversos, capaces de mantener la homeostasis de iones y

evitar la deshidratación por diarrea.


Triterpenoides, que son otros compuestos fenólicos muy potentes asociados a un menor

riesgo de obesidad, diabetes e hígado graso.


Vitamina C, el rey de los antioxidantes que ayuda a mantener las membranas celulares y

los tejidos sanos e íntegros a su vez que ayuda al sistema inmunológico a estar fuerte y ser

capaz de disminuir el proceso inflamatorio en el colon y en todo el sistema digestivo.


Agua, este nutrimento vital que ayuda a prevenir el estreñimiento y padecer diverticulosis y

otros problemas gastrointestinales como el cáncer de colon (uno de los padecimientos de

mayor prevalencia en nuestro país).


Como puedes apreciar, las peras tienen ese conjunto de nutrimentos para mantener tu salud

digestiva al 100%, por lo que no dudes en disfrutarlas a media mañana, a media tarde, a cualquier hora del día o como parte de cualquier platillo.

33 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page